Bacalao Dorado un plato muy sabroso

 Nos encanta el bacalao, este pescado es muy popular en España  de norte a sur y de oeste a este pero sobre todo en Extremadura. En Portugal se confecciona con gran maestría.

La carne del bacalao es blanca, escamosa y gelatinosa. El bacalao ha sido un importante producto en el mercado.

Para comprobar el estado de frescura de los pescados, en general, podemos hacer uso de nuestro olfato y además examinar los ojos, las agallas, las escamas y la dureza de la carne.

Las escamas brillantes, la carne firme y tiesa y las agallas de color rojo vivo que no tiñe los dedos, son signos que nos indican con confianza que el pescado es fresco..

En cuanto a su conservación, nos encontramos que ya los Vikingos, viajaban con bacalao salado.

Hoy vamos a preparar un plato originario de Portugal que se ha extendido hacía Extremadura,  y que en muchos restaurantes madrileños podemos degustar.  Hemos seguido las indicaciones de la página web: el bacalao desde internet y este ha sido el resultado.

Para 4 personas:

Ingredientes:
250 gr. de migas de bacalao desalado.
4 huevos
4 patatas
1 Cebolla picada
1 diente de ajo picado
1 cucharada de nata.
Tiempo estimado: 30 minutos.
Calorías: 312 kcal./100
Elaboración:

Desalamos el bacalao 48 horas antes en agua fría con 4 cambios de agua mínimo y mantenido en la nevera.
Una vez desalado, lo desmigamos, a continuación cortamos las patatas muy finamente, lo que vulgarmente se llama “patatas paja”.
Ahora en una sartén a fuego lento agregamos un poco de aceite de oliva virgen, en ella rehogamos la cebolla y el ajo. Retiramos de la sartén una vez pochados y añadimos el bacalao desmigado. Con ayuda de una espátula de madera, vamos erogando el bacalao para que quede en migas muy finas.

Posteriormente, añadimos un poco de agua para que se cueza bien el bacalao durante unos 5 minutos.
Tener en cuenta que el bacalao dorado debe quedar seco, por lo que retiraremos el agua sobrante.
En otra sartén a fuego fuerte, con abundante aceite freímos las patatas. Se harán rápidamente, por ser muy finas. Retiramos en un plato con papel absorbente cuando estén listas, para eliminar el exceso de aceite y las añadimos con el bacalao, removemos bien.

Batimos dos huevos con la cucharada de nata, y agregamos a la sartén , bajando el fuego, de la mezcla de patatas y bacalao, cuando esté a cuajado añadimos los otros huevos batidos restantes, y retiramos antes de que el huevo se haga mucho para darle una textura suave al plato.

Servimos caliente y decoramos con perejil picado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *