Carla Fuentes y Manuel Ordovás se convierten en los nuevos embajadores de Matusalem Homies

 

Una nueva edición de su proyecto Matusalem Homies con dos embajadores de excepción: Carla Fuentes y Manuel Ordovás. Ambos, primeras figuras de la ilustración y fotógrafía especializada en el entorno Street Style,  quienes nos abrieron sus casas inspirándonos a través del diseño y de sus preciadas piezas repletas de anécdotas llenas de magia. Dos personalidades muy diferentes cuyo punto en común es sin duda, la importancia de la distinción y el buen gusto. Y es que no hay nadie como ellos para transmitir los valores de Matusalem Homies, un universo que inspira allá donde va gracias al legado de Ron Matusalem.

Carla Fuentes, Dibujante e ilustradora valenciana, quien a través de su arte está llenando de un feísmo preciosista y colorista las paredes de los nuevos coleccionistas de arte, realizando editoriales en las principales revistas a nivel nacional e internacional, o colaboraciones con músicos y otros artistas del panorama internacional.

Manuel Ordovás, por su parte, ha conseguido crear un estilo propio a la hora de vestir y fotografiar, fotógrafo especializado en el entorno Street Style, una persona que capta a la perfección el estilo clásico y lo dota de frescura con su visión disruptiva. Un ejemplo de elegancia que no deja de viajar, investigar e innovar y sorprendernos a través de sus blogs y editoriales. Un estilo que siguen miles de personas y por el que las principales cabeceras de moda quieren contar: “El buen gusto es algo intrínseco, algo con lo que se nace”, asegura.

Reconocidos ambos por ello, por su mimo de la estética, por dictar tendencias y no limitarse a seguirlas y por ser fuente de creatividad para otros muchos, son los mejores embajadores para transmitir lo esencial de Matusalem Homies, un universo que inspira ese buen gusto allá donde va gracias al legado del centenario ron premium.

EDICIÓN ESPECIAL BY CARLA FUENTES

Carla Fuentes, será, además, la responsable de realizar una Edición Limitada de Ron Matusalem , dotando a la botella de estilo propio. Para su creación,  se ha inspirado en las calles de La Habana y en sus gentes. Un universo  de color que traslada al espectador a los sabores de Cuba; madera, tierra, color, calidez… Toda una obra de arte, cuyo lienzo es la propia botella de Ron Matusalem: “Lo que me llevó a aceptar este reto fue ver mi arte en un contexto poco habitual para mi, me encantan las etiquetas, dan un valor añadido al producto, y creo que la gente que tiene buen gusto dirá “¡quiero ese ron!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *