Cupcake vegano de remolacha y pasas

Después del taller de Lujuria Vegana del maestro pastelero Toni Rodríguez, me han dado ganas de probar hacer sus recetas. Este fin de semana tenía amigos en casa por lo que fueron los conejillos de indias de mi prueba de cupcakes veganos. Están riquísimos y además son mucho más ligeros y con menos calorías – no digo yo que no tengan pero desde luego quitando el huevo y la leche son muchas menos-. Por lo que os recomiendo preparar y comprar.

Además tenía yo ganas también de preparar la tarta de remolacha así que además de preparar las fantásticas recetas de Toni me inventé esta de remolacha con pasas y salió muy rica.
Para preparar los cupcakes de remolacha y pasas veganos necesitamos
Ingredientes:
170 g de harina
130 gr de azúcar moreno
1 cucharadita de levadura tipo royal
1/2 cucharadita  de café  de bicarbonato
1 pizca de sal
1 cucharada de canela en polvo
1 remolacha mediana ya hervida y hecha puré
100 dl de agua
90 g de aceite de oliva virgen extra de la variedad suave aberquina
80 g de pasas de corinto previamente hervidas y hechas puré -reservar el agua con el que las hemos hervido para descontarlos de los 100 dl de agua.
Para decorar:
360 gr de queso de tofu cremoso
1 cucharada de vainilla en polvo
1 cucharada de esencia de vainilla
bolitas de caramelo
Elaboración:
En un bol mezclamos la harina, el azúcar, el bicarbonato , la sal, la levadura y la canela. A continuación agregamos la pasta o puré de remolacha y mezclamos bien con ayuda de unas varillas, seguimos batiendo y agregamos el puré de pasas. Una vez mezclado agregamos el agua poco a poco y después el aceite poco a poco batiendo bien hasta conseguir una masa medio líquida.
A continuación rellenamos los moldes por la mitad con la masa resultante.
Horneamos a 180ºC en el horno pre-calentado durante 15 – 20 minutos. Comprobaremos con un pincho si están hechos por dentro para retirarlos del horno y dejarlos enfriar.
Mientras se enfrían los cupcakes podemos preparar la crema: Mezclamos bien la crema de queso de tofu con la vainilla en polvo y la esencia de vainilla líquida. Dejamos enfriar en la nevera.
Cuando estén fríos los cupcakes decoramos con la crema por encima y espolvoreamos las bolitas de caramelo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *