Diferencia entre tisana, infusión y vahos

Para nosotros, a los que nos gusta en monte y bosques; a los amantes de hierbas, frutas y flores, es importante conocer un mínimo del glosario herborístico.
Tenemos una infusión cuando echamos agua hirviendo en hojas y flores en dosis convenientes, colocadas en el fondo de una taza o de una tetera. Té, mate, camomila, tila, azahar, romero, salvia, menta… son hierbas y flores de infusión. Y los tiempos de infusión varían de hierba a hierba.
Por ejemplo: la tila, salvia, té, hierba buena… de tres a cinco minutos. Romero , barbadana…de diez a quince minutos.
Tenemos una tisana cuando echamos nuestras hierbas en agua fría (o tibia o incluso en ebullición) y las hacemos hervir durante el tiempo prescrito sobre el fuego y en el mismo recipiente.
Se llaman vahos a los vapores que desprenden ciertas hojas, hierbas o raíces, cuando se sumergen en auga hirviendo. Los vahos de eucalipto por ejemplo, son muy buenos para limpiar las vías respiratorias, cuando se tiene catarro. Las hojas se ponen a hervir en un recipiente con agua. Al cabo de unos minutos se retira del fuego. Con mucho cuidado para no quemarnos, nos colocamos con la cara sobre el recipiente- y la cabeza cubierta por una toalla, de forma que aspiremos el vapor que desprenden las hojas de eucalipto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *