Guiso de albóndigas con patatas y alcachofas acompañado de vino Valdepeñas #Diadelvino en twitter

Soy una amante del vino y he realizado varias recetas para el #Diadelvino en twitter este jueves 5 de dicembre. Esta receta es con vino tinto.
Guiso de albóndigas con patatas y alcachofas. Es una versión de una receta que hacía mi bisabuela linense del puchero de albóndigas.
Ingredientes para dos personas:
2 patatas grandes
250 gr de carne picada mezclada de ternera y de cerdo
1 huevo batido
perejil picado
harina para rebozar.
2 alcachofas
1 zanahoria
1 diente de ajo
hebras de azafrán
sal al gusto
1 pizca de ras el hanout
½ vaso de vino tinto roble de Valdepeñas
aceite de oliva virgen extra para freir
agua hasta cubrir el guiso
1 hoja de laurel
1 gajo de limón para evitar la oxidación de las alcachofas.
Elaboración:
Picamos el ajo, después en un bol ponemos la carne picada y agregamos el huevo batido. A continuación agregamos el ajo al bol y el perejil. Mezclamos bien y con ayuda de un cuchara hacemos las albóndigas. Ahora pasamos las albóndigas por harina y reservamos.
Limpiamos y cortamos las alcachofas en trozos medianos y les restregamos un poco de limón todos los lados para que no se oxiden.
En una cacerola grande ponemos aceite de oliva virgen extra a calentar, agregamos una vez caliente las albóndigas y las freímos por todos los lados. Ahora agregamos la hoja de laurel y las alcachofas. Rehogamos y vertemos el vino tinto de Valdepeñas por encima, dejamos cocinar unos minutos mientras pelamos y cortamos en dados las patatas y la zanahoria que agregaremos al guiso una vez peladas y lavadas.
Rehogamos ya con las patatas y la zanahoria nuestro guiso y agregamos las hebras de azafrán, sal al gusto y la pizca de la especia marroquí ras el hanout. Después cubrimos con agua y dejamos cocinar durante 25 hora a fuego lento.
Servimos en un plato y acompañamos con un vino tinto de roble Valdepeñas de uva 100% cencibel (Tempranillo) de color rojo rubí, con aromas a fruta roja, ciruelo, tabaco, vainilla, cuero y hierbas de campo como el tomillo. En boca aterciopelado y justa acidez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *