Qué hacer con la piel de naranja para repostería

Piel de naranja confitada
Podemos aprovechar la piel de la naranja que desechamos cuando consumimos naranjas para nuestros postres. También se puede confitar la naranja entera.
Ingredientes:
La piel de  5 naranjas grandes
500 gr. de azúcar
2 vasos de agua (más o menos es hasta cubrir las pieles al hervirlas)
 Elaboración:
Primero lavaremos bien la piel a las naranjas con un cepillo de dientes nuevo.  Pelamos las naranja intentando no romper la piel. Las pieles de la naranja las podemos cortar en bastones.
Eliminaremos la parte blanca más gorda de la piel ya que amarga.
En un cazo  con agua hirviendo ponemos las pieles cortadas en bastoncitos, el agua  cubrimos con agua  y hervimos durante 5 minutos.
Sacamos del cazo y escurrimos las pieles. Ahora en otro cazo ponemos el agua y el azúcar, cuando comience a hervir añadimos las pieles de naranja y bajamos el fuego a lento dejando confitar durante 1 hora. Dejamos a que se enfríe y  escurrimos en una rejilla los bastones de naranja confitada.
Podemos guardarlos en un tarro de cristal en la nevera.  El almíbar lo guardamos también en la nevera a parte en otro tarro que nos sirve para

También puedes hacer pieles confitadas de otros cítricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *