Restaurante del Parador de Cuenca

El Parador de Cuenca es de eso lugares que evocan la mágica de un valle encantado. Era una antiguo monasterio convertido en un lugar encantador para disfrutar de las vistas a las casas colgadas y de la buena cocina conquense.
El morteruelo, el ajo ariero, la caldereta, las migas ruleras, las gachas…  elaboradas con un toque innovador pero conservando toda su esencia y regadas con vinos estupendos de la DO de  Ribera del Júcar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *