Cerveza Petit Affligem deliciosa y refrescante estuvimos en la presentación en Madrid




En un ambiente minimalista y con muchos elementos de época, se presentó la Petit Affligem. Como en un viaje en el tiempo nos trasladamos a lo que sería la abadía de Affligem, donde te encontrabas artesanos y oficios al estilo del medievo. Había un limpia botas que nos dejó los zapatos relucientes, un barbero a este no le dimos que hacer 😉  podías tener hasta tu horna de zapato personalizada, elaboración de velas, degustar quesos artesanales con coco, con chocolate delicados y cremosos. Además también pudimos degustar jamón, foie con fruta y con chocolate y un salmorejo muy bueno de excelente elaboración.

La cerveza Affligem es una de las cervezas más famosas de los Países Bajos, tremendamente suave que no deja indiferente.


El evento organizado por   Heineken que es quien distribuye la cerveza Affligem en España estuvo muy bien ambientado con luces bohemias y música en directo, dos chicos estaban tocando  un teclado y un violonchelo muy chulo. Se celebró en  el Madrid In Love de calle Argensola.

Además si querías entrar de lleno en el mundo de la cerveza y conocer más del tema, el  barman  que suministraba la nueva  Petit Affligem te explicaba  la historia de la cerveza de una forma amena y entretenida.

De las cervezas de Affligem que podemos disfrutar son de tres tipos de cerveza: la rubia, la doble (de color más tostado) y la triple. Todas hacen doble fermentación en botella y se agrega algo de azúcar para la segunda, consiguiendo valores alcohólicos altos pero al mismo tiempo son cervezas que no resultan nada pesadas. Incluso a mí la que me gustó más es la triple, que tiene 9 grados. Las probamos todas y repetimos de la doble 🙂

Lo que estuvo más interesante,  es que precisamente por la forma de elaborarlas, estas cervezas se deben servir con un ritual especial.  Podéis ver y escuchar la explicación en el video.

En unas bases para la botella en medio, la copa grande a un lado y una copa pequeñita al otro, lo que se hace es abrir la botella, echar en la copa grande casi todo sin mover, y en la copa pequeña se echa lo último. Esto es casi toda la carga de levadura que tiene la cerveza. Esa parte se puede degustar sola, o bien irla mezclando poco a poco al beber la copa grande, o echarla toda entera, según se quiera. Es cierto que ambas partes de la cerveza tenían un sabor muy diferente, y que la pequeña tenía toda la carga de levadura.

Allí conocimos también a una bloguera muy simpática, su blog es  lachicadelflequillo.

Por último mencionar  algo de cotilleo es que estaba allí la segunda ganadora de OT, Ainhoa Cantalapiedra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *