En la piel de un sumiller, Cata Amateur de la Nariz de Oro

 La Nariz de Oro organizó una Gran prueba Amateur. Donde los participantes se enfrentaron al reto de la copa negra con vinos de la Bodega Masaveu. Un desafío para el sistema olfativo, como si de un auténtico sumiller se tratase.
Según recomendaciones del anterior ganador de La Nariz de Oro, Joaquín Cortés hay que seguir un riguroso entrenamiento de la pituitaria (glándula de la nariz que percibe los aromas) diaria no solo de vino si no de otras bebidas internacionales.
Hay que potenciar la memoria olfativa, has de elevar tu repertorio de aromas olfateando más gama de frutas, especias, alimentos…
Se necesita estudiar y leer tratados del vino, siempre aprendes algo nuevo en cada cata, o en cada libro que leas.
Y lo mejor de todo es la superación personal.
La ganadora fue: Carmen Martínez de Artola
Por cierto probamos el Jamón Ibérico de Bellota, de la Dehesa de Extremadura que según comentaron pueden comer las embarazadas ya que después de cuatro años de curación pueden comer sin riesgo de contagiarse de toxoplasmosis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *