La Vinoteca de Tempo, cocina en miniatura acompañada de vinos de autor 100% españoles



La Vinoteca de Tempo se encuentra muy cerca del comienzo de la calle princesa, concretamente en la calle Duque de Osuña 8, esquina con Plaza de Cristino Martos, s/n, Su terraza climatizada, abierta toda el año, cuenta con excelentes vistas al edificio de Plaza de España con un ambiente tranquilo y relajado, apartado del bullicio.



Lo novedoso de la Vinoteca Tempo es que puedes degustar cocina innovadora en miniatura, osea para que nos entendamos,  tapas creativas maridadas con vinos de autor 100% españoles. Cuentan con gran cantidad de referencias vinícolas de varias zonas de todo el territorio como Madrid, Toro, Priorato, Castilla, Yecla, Utiel Requena, Jerez…
El local es pequeño pero confortable para charlar con amigos mientras disfrutas de la buena comida con buen vino de alta expresión. Lo que significa que tienen a tu alcance cocina original con estos vinos cuyas bodegas quieren demostrar su máxima capacidad a la hora de elaborar buenos vinos. En cuanto a la relación calidad precio está muy ajustado y parece razonable.
Una buena ocasión para disfrutar de la Vinoteca Tempo es a la hora del brunch (entre el desayuno y almuerzo del domingo) cada vez hay más asiduos a este tipo de menú y comida relajada con amigos en la que la que se reúnen y disfrutan de la cocina creativa en miniatura. 

 No te aburrirás con su carta, es original y creativa como los ravioli de chipirones en su tinta, el sashimi de pez limón con trufa,  la pizza de carne picada con rúcula y para los forofos de las hamburguesas incluida una servidora, unas mini hamburguesas de presa ibérica.


Que no te asuste no conocer de vinos porque Vinoteca Tempo cuenta con cursillos de maridajes y menús degustación.
Estuve en uno de ellos, que más bien se podría llamar el curso y degustación de “Maridajes Imposibles”.
Los responsables del menú degustación y maridaje quisieron desmontar falsos mitos durante toda la cena. Comenzamos nuestra degustación con un cava, cada vez más somos conscientes que el cava no es solo para  descorchar al final en nuestra celebraciones y que pueden acompañar  desde el comienzo nuestra comida.
 El tipo de cava que más me gusta para acompañar mis preparaciones es el brut nature como el que probamos con un  estupendo y delicado Carpaccio de calabacín con cítricos y huevas muy refrescante y bien servido. El cava Aire de L’Origan es muy buen cava da  una sensación de frescor de color amarillo pajizo con burbuja fina. En nariz aromas a frutas blancas, cítricos y florales. 
A continuación Crema de sopa de ajo con trufa y huevo + Vino Tomás Cusine Ausellz. Mientras traían la comanda con la crema de sopa de ajo, el aroma del sensacional plato subía por las escaleras del local que junto con el aroma del vino se integraba perfectamente antes de degustarlos juntos.  El vino es multivarietal de uvas españolas y de otras zonas como Alemania: Macabeo, Sauvignon blanc,Chardonnay, Riesling, Muscat,  Müller Thurgau y Albariño cuyo bouquet es espectacular.
El siguiente plato fue el tataki de salmón escabechado con quinua  y flores demasiado hecho para mi gusto  + vino fino Jarana. El vino de Jerez es uno de mis favoritos, es un vino de la uva palomino fino que es único, espectacular con un sin fin de posibilidades y que solo se puede dar en aquella benévola zona.  El Lustau Fino Jarana está criado con el sistema tradicional de soleras y criaderas, en botas de roble americano tiene un color pajizo, aromas a heno, salino y almendra, en boca largo y ligero amargo con toques a frutos secos. Según nos contó Wilmar, uno de los responsables de la degustación, se está volviendo a solicitar este delicioso vino en Estados Unidos e Inglaterra. Es una excelente noticia, sería también estupendo que aquí en España  los consumidores solicitarán este vino más a menudo pero siempre bebiendo responsablemente.
Otro de los platos fue el solomillo de ternera con diferentes maíces +  vino La Locomotora Reserva. El plato está delicioso mi enhorabuena para la Chef. 
Solo decir que es una espectacular combinación ente el plato y el fantástico vino cuya nota de cata es de color  picota con una capa de media a media alta, ribetes rubís y ligero caoba, con aromas intensos a frutas rojas, toque mineral y pedernal se aprecia también aromas a flores silvestres. En boca es sabroso, contundente y cálido. 
Para culminar el menú de maridajes imposibles pero realmente espectaculares una deliciosa tarta de manzana, chocolate negro y cacao al que le hubiese dado un toque más amargo para mi gusto ya que soy una fan del chocolate puro + vino Castaño Monastrell Dulce con color picota con toques teja, aromas que me recuerdan a mi niñez de compota y a algarroba, toque a aceituna negra y dulce higo. En boca es fresco, sabroso intenso a confitura y frutos secos, buena acidez.
Después de este menú cena me dirás que necesitas un buen digestivo y seguir disfrutando de la noche madrileña pues no hace falta irse muy lejos ya que en el local de al lado el Club de Tempo tienes música en directo y cócteles de Maxi Raigal


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *