Lasaña de morcilla con mermelada de pimentos





Esta lasaña está muy sabrosa y es contundente, pero nada que no pueda arreglar una hora corriendo por el parche. Date un capricho de vez en cuando.
Ingredientes:

2 morcilla de cebolla
2 cucharada de aceite de oliva virgen extra

1 cebolla
1/2 vaso de piñones
6 láminas de canelones
queso manchego rallado
2 cucharadas soperas harina
1 vaso de leche
sal al gusto
nuez moscada al gusto
Decorar:

mermelada de pimientos rojos
1/2 vaso de azúcar
1 pimiento rojo grande
zumo de 1/2 limón
y aceite de perejil:
escaldar un manojo de perejil, escurrir bien y batir con un vaso de aceite de oliva virgen extra. Introducir en un recipiente para aliñar.

Elaboración

Ponemos el pimiento cortado en trozos pequeños sin pepitas con un vaso de agua, el azúcar y el zumo de limón a calentar a fuego medio. Dejamos cocinar unos 45 minutos a fuego lento.
Desmenuzamos las morcillas y las colocamos en un bol. Ahora agregamos los piñones y la cebolla picada. Mezclamos bien. En una sartén ponemos una cucharada de aceite de oliva virgen a calentar y rehogamos la mezcla con la morcilla unos 5 minutos, a media cocción agregamos el queso rallado manchego.
Apartamos y dejamos reposar. Mientras hervimos las placas de lasaña en agua con sal. Tenemos que tener especial cuidado de que no se nos peguen unas con otras. Introducir de una en una y esperar unos segundos antes de introducir una placa.
Mientras vamos preparando la bechamel puedes seguir nuestra receta, necesitas calentar en un cazo el aceite de oliva y cuando comience a estar caliente agregamos la harina, removemos bien y agregamos poco a poco la leche sin dejar de remover. Salamos y especiamos con la nuez moscada al gusto. Nos tiene que quedar consistente pero fluida.
Ahora en una fuente de horno ponemos una placa de lasaña, una parte de la mezcla de morcilla, otra placa así hasta completar la fuente. Ahora vertemos la bechamel por encima e introducimos en el horno precalentado a 180ºC durante 30 minutos.
Presentamos y salseamos con la mermelada de pimientos y aliñamos con unas gotas de aceite de oliva virgen extra de perejil.
















Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *