Los viajes de Asterix

Desde hace tiempo tengo este libro tan interesantes de los viajes de Asterix. En las aventuras de este simpático galo la trama está rodeada de comida, Obelix, el fiel amigo del carismático personaje podría estar comiendo el día entero.

En los viajes de Asterix descubrirás que el guionista Urdezo para relatar las historias de este simpático amigo  tiene en cuenta pasajes de la historia y documentos escritos por los sabios de la época.

Aunque este libro se basa sobre tres viajes carismáticos de Asterix:  En Bretaña, en Hispania y en la antigua Roma disputando los juegos olímpicos quiero mencionar este libro aquí debido al “aura gastronómica” que envuelve a todas las aventuras de Asterix.
En Bretaña por ejemplo, en la posada del Jabalí Risueño, Obelix anhelando un jabalí asado se deja aconsejar por Buentórax y pide un plato de jabalí risueño y cerveza. El mesonero le sirve la comanda y Obelix contempla el jabalí risueño comprueba con decepción que el jabalí con salsa de menta no hace honor a su nombre. En cualquier caso, Obelix no siente ningún reparo en demostrar que la comida no le gusta, aunque se suele conformar en otras aventuras con la comida que se le ponga por delante. Además de eso, la cerveza le disgusta también y es que aunque la cerveza es común en muchos pueblos, el método de elaboración varía mucho de un país a otro.
En su opinión un “jabalí  le puede resultar repugnante que lo cocinen de un modo tan horrible.”
Justo después de este pasaje en este libro que relata los viajes de Asterix, comentan los indicios celtas y romanos en la preparación de platos con jabalí cocido muy interesante.
Por suerte para Obelíx, en Londres se encuentra con una taberna bretona arrasando toda la despensa.
En lo que respecta a Hispania, el libro relata que Uderzo debió tener el texto de Extrabón III,  Sobre el jamón, ya que ilustra con el más mínimo detalle ese pasaje con valles anchos, árboles, jamones y un mesonero triunfador. ” la vertiente hispana de los Pirineos tiene bosques muy densos habitados por la :tribu hispana cerretanos que preparan unos jamones magníficos… que son una fuente importante de ingresos”
Por último, se relata el viaje que hacen a Roma para participar en los juegos olímpicos. Aquí los dos galos ve rebosar  todo el esplendor culinario. Restaurantes por todas partes donde los dueños no reparan en cuidar los más mínimos detalles para su clientela.   Asterix y Obelix, observan los grandes manjares y locales de diseño.

En definitiva es un libro interesante para descubrir que muchas de las cosas de lo que ahora somos viene desde muy antaño y que como dicen en el libro .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *