Notas de cocina de Leonardo da Vinci

Ha llegado a mis manos el libro de Notas de cocina de Leonardo da Vinci publicado por temas de hoy y escrito por William Collins & Sons. En este libro se reproduce el Codex Romanoff, casi desconocido. Siempre me ha fascinado la mente de Leonardo da Vinci, este gran hombre fue: renacentista, inventor, escultor, pintor, científico, anatomista, biólogo, físico, matemático y acabo de descubrir que también fue cocinero. Estableciéndose por un periodo como  Maestro de festejos y banquetes de la corte de los Sforza. Además es interesante saber que su madre se casó con un repostero que le enseño a fabricar mazapán y que puso una taberna con su amigo Sandro Botticelli que no fraguó.

En esta faceta es incomprendido. Su estilo  podría considerarse actualmente como <<noucvelle cuisine>>. Presentaba  en sus platos pequeños manjares, dispuestos exquisitamente, a diferencia de  la brutalidad y abundancia de los banquetes medievales. Esto que ha nosotros nos hubiese fascinado por el contrario a la gente de su tiempo le parecía inapropiado y que no era comida suficiente para ellos.
Y aún así, le debemos muchas cosas a Leonardo da Vinci en nuestra cocina ya que inventó un sacacorchos para zurdos (después de haberlo inventado se dedicó a buscar la forma de introducir un tapón de corcho en la botella) una picadora de berros, otra de vacas, el tenedor de tres puntas, la servilleta, un prensador de ajos, una máquina para preparar espaguetis y múltiples inventos más para organizar y llevar mejor el trabajo en la cocina.
En este libro se relata su vida entorno a los fogones, narra la incomprensión de los hombres de alrededor que tenían que “sufrir” su visionaria nueva cocina.
Algo que me ha llamado la atención es que Leonardo da Vinci se quejaba de que su señor y su séquito se comían sus diseños y es que presentaba, en mazapán y gelatina de colores muchos de sus ingenios de  fortificaciones y edificios.
Creo que este libro aclara una pregunta que siempre me ha rondado ¿por qué un hombre tan perfeccionista y trabajador no terminaba los encargos de arte que le encargaban? Ya sean pinturas o esculturas. Y he aquí la razón porque estaba inmerso en su pasión ” la gastronomía”.

Para finalizar solo decir que os recomiendo <> a este libro sobre notas de cocina del gran Leonardo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *