Coulis de frutas también para diabéticos

Coulis de frutas también para diabéticos, así es como la preparamos en casa para mi madre que no puede tomar azúcar.

Ingredientes:

500gr de frutas rojas (arándanos, fresas de, frambuesas)
1 cucharada de stevia gr
el zumo de medio limón.

Preparación:

Lavas y secar las frutas, y retirarles el pendúnculo. Pasar la fruta por el robot junto con stevia y el zumo de limón.

Colar el caldo y reservar el puré. Conservar la preparación en la parte baja de la nevera hasta el momento de servir. Reservar unas frutas enteras para incorporar a la salsa.

Esta salsa es perfecta para acompañar helados, sorbetes, tortitas, quesos blancos, yogures y postres con gelatina, como bavaroises y charlotas.

La Palomita de Anís


La Palomita de Anís, es una bebida típica madrilena, refrescante y digestiva. Se prepara en una copa pequeña de coñac, añadimos Anís,  hielos y un poco de agua. Es ideal para tomar después de una comida copiosa. Ya os comentamos en otro post que una copita de anís es ideal para aliviar las digestiones difíciles.

La semilla de anís está considerada una planta medicinal que nos ayudan a prevenir enfermedades. Más sobre el Anís aquí.

Carne de ternera picante con maíz y níscalos

Para 4 personas:

Ingredientes:

750 g de carne de ternera

2 dientes de ajo

perejil fresco picado

aceite de oliva virgen extra

1 cebolla picada

1 pimiento verde troceado

150 ml de caldo de verduras

1/2 lata de maiz (150 gr aprox)

comino

pimentón dulce

1 guindilla verde

5 tomates pera pelados y troecamos

4 níscalos

10 aceitunas sin hueso

3 patatas pequeñas

Tiempo estimado:

15 minutos- más el tiempo de marinado y cocción-

Calorías:

398 kcal/1668 kJ

Preparación:

Salpimentamos la carne y la marinamos con un diente de ajo picado y perejil en una fuente, durante unos 10 minutos.

A continuación en una sartén honda freímos la carne a fuego lento, añadimos la cebolla picada, los tomates troceados en dados, el pimiento troceado. Cocinamos hasta que las hortalizas estén blandas. Agregamos entonces el caldo de verduras y llevamos a ebullición, bajamos el fuego y cocemos durante 40 minutos, tapándo la sartén con una tapa.

Escurrimos el maiz con un colador. En el mortero majamos con un poco de sal el ajo, el pimenton, la guindilla y el comino, una vez majado lo agregamos al guiso, así lo dejamos a fuego lento durante 20 minutos, transcurridos 10 agregamos el maiz y las aceitunas de campo real sin hueso. Dejamos que se quede tierna la carne y presentamos en una plato hondo acompañado de pan de chapata.

Roscos glaseados y con chocolate

Esta receta nos la ha enviado Yolanda Torres que se anima a dejarnos la receta y su foto.

Para 4 personas:
Ingredientes
60 gr de margarina
60 gr de azúcar
Ralladura de limón y naranja
1 huevo
15 gramos de levadura madre o para elaborar pan
Medio vaso de leche
300 gr de harina
Cobertura de chocolate (chocolate fundido con una cucharada de mantequilla)
Azúcar glas
Tiempo estimado:
40 minutos
Calorías:
160 kcal
Preparación:

Mezclar la margarina, la ralladura de limón y naranja y el azúcar. Mezclamos la levadura con la leche templada y añadimos a la mezcla anterior, removemos bien. Ahora agregamos la harina y trabajamos la masa. Dejamos reposar unos 5 minutos para que trabaje la levadura.
Con ayuda de un rodillo, manejamos la masa para preparar las roscas. Hacemos montones del tamaño de una pelota de tenis con la masa. Aplastamos y con ayuda de un molde con forma de círculo y practicamos una incisión para realizar un agujero a la rosca.
Dejamos reposar otros 10 minutos y una vez la levadura haya levantado, freímos las roscas en aceite templado.
Una vez fritos las roscas las dejamos enfriar en la nevera.
Mientras fundimos una tableta de chocolate de cobertura con mantequilla, una vez fundido bañamos algunas roscas en el chocolate y dejamos enfriar. Otras roscas las podemos espolvorear con azúcar glas.

Puré de patatas y boniato

Para 4 personas:

Ingredientes:

4 patatas

1 boniato grande

1 zanahoria

sal

nuez moscada en polvo

1 vaso de leche

1 cucharada de aceite de oliva virgen extra

Tiempo estimado:

30 minutos

Calorías:

 150 kcal

Preparación:

Pelar las patatas, la zanahoria y el boniato, los cortamos en trozos grandes e introducir en un cazo con agua hirviendo, añadimos sal y esperamos unos 20 minutos. Con un tenedor verificamos si las verduras están tiernas.

Cuando esté las ponemos en una fuente grande, mientras en un cazo pequeño calentamos el vaso de leche, con el aceite y una pizca de nuez moscada. Cuando esté calentita agregamos a las patatas y boniato y machacamos las verduras hasta que quede un puré.

Ya tenemos listo el puré que puede ser un acompañamiento perfecto de unas salchichas.

Entrevista a Juan Diez Bulnes de la bodega de Bernabeleva



Hoy os presentamos una entrevista que realizamos a Juan Diez Bulnes de la Bodega Bernabeleva de San Martín de Valdeiglesias, para conocer más de cerca la bodega, su forma de hacer, sus metas y su trabajo.
Hemos de decir que el proyecto de la Bodega de Bernabeleva, nos gusta mucho; ¡tanto como su vino! 🙂
¿Hace cuanto tiempo se dedica a ello?¿ Le viene de familia?¿Qué le llevo hacer lo que hace?
Pusimos en marcha el proyecto en el 2006, después de varios intentos de la familia a lo largo del siglo pasado. La finca la compró mi bisabuelo y la ilusión que él puso cuando levantó su bodega se ha mantenido en las tres generaciones siguientes. Mantenemos viñas viejas y estamos recuperando otras que parecían echadas a perder, siguiendo la forma de trabajar tradicional y con las variedades de uva  características de esta zona.

bernabeleva 2

 ¿Qué representa su logotipo?
Nuestro logotipo representa a un oso y la diosa de la caza en un rito de exaltación del vino.  También hace referencia a una antigua foto de mi abuela un su particular Rapto de Europa sobre uno de los cercanos Toros de Guisando.
¿Qué significa el nombre de Bernabeleva?
Bernabeleva significa literalmente la ruta del oso, donde vive el oso.
La ubicación de la bodega y viñedos es privilegiada ¿qué la hace tan especial?
Tenemos 35 hectáreas de viñas, casi todas ellas de menos de 7.000 m2, con distintas orientaciones, altitudes e inclinaciones, sobre suelos de granito de distintas compacidades, pobres en materia orgánica, rodeadas de monte mediterráneo, que impregna la uva de todos sus aromas.
En cuanto a la materia prima ¿Qué tipo de uvas utilizáis?
Para los vinos tintos la garnacha, aunque estas viñas siempre tienen alguna cepa suelta de otras variedades. Para el vino dulce, moscatel de grano menudo y para el vino blanco la uva autóctona albillo.
¿Qué le diferencia de otros productores de productos similares?¿Está acogido a algún sello de calidad, ecológico o Denominación de Origen?
La variabilidad de la uva dentro de nuestra propia finca es tal que es inevitable la diferencia incluso con nuestros vecinos más próximos.
Trabajamos de forma tradicional, casi artesanal, siguiendo costumbres y enseñanzas de nuestros mayores. Nuestro trabajo es ecológico, aunque no hemos tramitado la certificación.
Estamos en la denominación de origen Vinos de Madrid, en la subzona de San Martín de Valdeiglesias, a los pies de la Sierra de Gredos.
¿Cuántas personas son en estos momentos?
 A tiempo completo hay cuatro personas: el enólogo, el bodeguero y dos personas para el mantenimiento de las fincas y la coordinación de los trabajadores eventuales.

 ¿Qué es lo más satisfactorio de su trabajo?

Ver cómo el trabajo termina dando su fruto.  Llegar a otras personas y que aprecien estos vinos hechos con tanto cariño.  
 Si tuviera que recomendarnos un sólo producto de su gama ¿cuál sería?
 Aunque el Navaherreros es el que mejor cuenta cómo es la garnacha en esta parte de San Martín, quizás recomendaría el Viña Bonita, que procede de una parcela que robó mi bisabuelo al monte, y se identifica en todos los aspectos del vino.  Puede que fuera un gran acierto plantar esa viña hacia 1925 o puede que hagamos, sin darnos cuenta, mejor las cosas allí; el caso es que el vino de esta parcela es muy especial.

bernabeleva 1

 ¿El vino que más le ha sorprendido de su bodega en 2011?
Es un vino de una parcela con olivos centenarios que nos llegó después de varios años de abandono y parecía perdida.  Como elaboramos cada parcela por separado, podemos conocer el resultado de cada una, aunque terminen ensambladas para reflejar la finca en su conjunto.
¿Qué debe tener un vino perfecto?
Que te hable de donde está elaborado y de la viña, que sea fresco y elegante, que te aporte algo después de abrir la botella, hasta terminarla.
Que acompañe la situación, el momento en que lo tomas.
¿Cuál es y qué destacaría de su último vino?
El Navaherreros tinto 2009 está a punto de salir.  Es un vino que refleja muy bien cómo fue ese año en nuestra zona, hecho para disfrutarlo no sólo en la cata, sino acompañando a la comida, sin tratar de competir con ella.
¿Recomendarías un vino tinto de garnacha con un pescado?
Sí, por supuesto.
Coméntenos, tres vinos que a su criterio no deberían faltar en una casa.
Un Jerez, un Oporto y un Champán.
Gracias por tu tiempo Juan.

Visita a las viñas de la Bodega Bernabeleva de San Martín de Valdeiglesias

       
Los viñedos de Bernabeleva en San Martín de Valdeiglesias están asentados a los pies del Cerro de Guisando, entre las Sierras de Gredos y Guadarrama.

Estas viñas rodeadas de bosques, reciben los vientos de la sierra que impregnan la pruina de las bayas de los olores del monte, dándole de un olor que luego es transmitido al aroma y sabor del vino. Los vinos de San Martín, eran muy apreciados ya en tiempos de Cervantes. Hoy en día, los amantes de los vinos de Madrid y de la literatura se sumergen en las aventuras del Capitán Alatriste.


 Los viñedos de la zona se han ido abandonando en los últimos años, pero hay algunos proyectos como el de la Bodega Bernabeleva, que están recuperando estos viejos viñedos de la Garnacha de Gredos.
La historia de Bernabeleva se remonta a 1923, cuando Vicente Álvarez-Villamil compró estos terrenos, junto al Arroyo del Tórtolas.

En 2006 los descendientes de Vicente, de la mano de Raúl Pérez y junto al enólogo Marc Isart, comenzaron a elaborar vinos en tinos de madera con uvas locales, casi exclusivamente la blanca albillo real, la garnacha tinta de Gredos, la moscatel de grano menudo y la uva autóctona morenillo. Obteniendo unos vinos frescos, que en palabras de Juan Díez, “acompañan a la comida”.
Trabajan con ilusión para potenciar la frescura de la garnacha, adelantando la vendimia, si es necesario, para evitar las tradicionales sobremaduraciones a las que se ha sometido esta uva.


Hace una semana tuvimos la suerte de visitarles. Su bodega es  completamente funcional, en la que tienen los depósitos y las barricas de madera. Sus 35 hectáreas de viñedo viejo están levantadas sobre suelos pardos de granito meteorizado conformando un paisaje privilegiado.

Los trabajos se realizan de forma tradicional, en muchos casos recuperando viñas mediante podas minuciosas, se precibe en todo momento el mimo que le ofrecen a cada cepa. En algunas parcelas debido a lo abrupto del terreno, utilizan mulas. Además se vinifica cada parcela por separado y a mano, utilizando cajas de 12 kg para que la uva no se aplaste, posteriormente se enfrían en camiones frigoríficos para favorecer la maceración prefermentativa y una extracción más lenta.



Todos los vinos de Bernabeleva se fermentan en madera, donde su tiempo de maceración es superior a 30 días en los vinos tintos. Además todos se crían en barricas de roble usado, para que la madera no marque el sabor de los vinos. Luego se dejan en botella el tiempo que necesite cada uno de ellos antes de sacarlos a la venta. Como resultado obtienen unos vinos frescos, con acidez, austeros y con ciertos matices minerales, que nos gustaron mucho.
 El vino por excelencia de esta bodega es “Navaherreros Tinto. Garnacha de Bernabeleva”. Es el resultado de una selección de uvas garnachas de distintas parcelas. Este proyecto está en constante evolución realizando pruebas para elaborar vinos con una uva delicada y de aromas frescos. 

Cantocuerdas”, hecho exclusivamente con Albillo, glicérico y complejo, con recuerdos de frutos secos.

Otra de las fincas es la del “Carril del Rey” llamado así porque el Rey Alfonso XI, en su libro de la Montería, comentaba que era un sitio privilegiado para la caza. Es de orientación Sur, rodeada por olivos, cuenta con cepas antiguas. El vino de esta finca es de aromas a frutas dulces.

Arroyo del Tórtolas” tiene una orientación Norte y está en una ladera alta. Al ser cepas viejas y pasar por el terreno un cauce subterráneo, la maduración es lenta pero muy completa y la vendimia de esta finca es la que más se adelanta. El vino de Arroyo Tortolas es el más fresco y directo de la bodega Bernabeleva.
Viña Bonita”, es el más mineral y al ser una de las primeras fincas que compró su bisabuelo le tienen gran cariño. Sus magnificas vistas de la Sierra, rodeada de encinas, la configura como un paraje bellísimo, no es de extrañar su nombre. El vino que se extrae de sus cepas recuerda a los grandes vinos franceses.



Después de recorrer la finca, Juan Diez nos ofreció una cata de algunos de sus vinos y pudimos comprobar in situ lo que acabábamos de contemplar, primero directamente de la barrica y luego de la botella.

En cuanto al Navaherreros Blanco de Bernabeleva, como todos los vinos de esta bodega, con muy buenas puntaciones de Robert Parker y en la Guía Peñín, es un vino elaborado con las variedades Albillo y Macabeo. Este vino tampoco se filtra ni se estabiliza. Es de un amarillo brillante, con ciertos toques de fruta madura y flores secas, con sabor potente y dulce que recuerda a los vinos del norte. Para maridar con mariscos, frutos secos, aves de corral.

Navaherreros Garnacha de Bernabeleva su buque insignia, del que se vinifican las parcelas por separado, es un vino tinto elaborado por uva Garnacha procedente de viñedos viejos. La vinificación de las parcelas se realiza en depósitos de madera, hormigón o acero inoxidable en función de las características de cada una las uvas. Es de un rojo cereza brillante, con aroma a tierra, mineral y hierbas silvestres, fácil de beber, balsámico, fresco y ligero. Para maridar con comida japonesa, percebes, solomillo de ternera.
Bernabeleva Garnacha de Viña Bonita: Es un vino de cepas 100% garnacha que rondan los 90 años y que dejan envejecer en barrica de roble francés 13 meses. Su color brillante cereza con ribete anaranjado, tiene aromas a monte y minerales. En boca  es muy expresivo, sabor potente a fruta madura. No es de extrañar que le tenga tanto cariño a este viñedo. Para maridar con mariscos, pescados como el rodaballo, carnes poco hechas,  guisos de carne, quesos curados, platos con legumbres que en su elaboración no lleven morcilla ya que el ahumado de dicha hace que no se perciban los aromas de su crianza.
Pero la mejor manera de entender sus vinos es a través de un recorrido por la finca que os recomendamos 100% a 45 minutos de Madrid. Aquí podéis encontrar más información para visitar la bodega de Bernabeleva

Salchichas frescas al vino tinto

Esta receta es ideal tanto para los mayores y los “peques”.
Para 4 personas:
Ingredientes:
1 kilo de salchichas frescas magras, blancas
1/2 vaso de vino tinto
2 dientes de ajos 
Aceite de oliva virgen extra
1 cucharadita de espesante
pimienta
unas hojas de hierba buena
y sal
Acompañarlo con puré de patatas y boniatos.
Tiempo estimado:
15 minutos
Calorías:
 385 k/cal
Preparación:
Ponemos en una sartén a calentar un poco de aceite de oliva virgen extra con los dientes de ajo, una vez comience a estar sofreírse el ajo añadimos las salchichas, las rehogamos por ambos lados, salpimentamos y añadimos el vino tinto. Tapamos con una tapadera y esperamos a que se cocinen completamente. Unos minutos antes de servir añadimos 2 hojas de hierba buena y agregamos la cucharadita de espesante removemos para que no queden grumos.
Una vez listas las servimos acompañar con puré de patatas y boniatos y decorar con unas hojas de hierba buena.

El bocadillo de calamares, la cocina rápida castiza de madrid

Ayer paseamos por la plaza mayor y al oler los calamares no pudimos resistirnos a un bocata de calamares con una cerveza. El bocadillo de calamares es muy típico de Madrid. Desde los años 50 del siglo pasado fue el “fast food” madrileño. Es uno de los bocadillos más castizos de Madrid, aún sin ser puerto de mar. Los bares típicos de la plaza mayor siguen ofreciendo este bocadillo a estudiantes, turistas y a cualquier persona que le guste a un precio muy económico.

A nosotros nos encantó y nos tomamos dos cada uno.  ¡Anímate y comete un bocata de calamares!

Filetes de ternera guisados aprovechar la carne de un día para otro

Ingredientes:
A veces nos sobran filetes de ternera ya fritos bien porque no hemos comido demasiado o hemos hecho de más. Una forma es empanarlos y guisarlos en caldo de carne.
Ingredientes:
filetes de ternera ya fritos
pan rallado
1 huevo batido
sal al gusto
caldo de carne
1 lata de champipones
aceite de oliva virgen.
Elaboración:
Primeramente empanamos los filetes pasándolos por el huevo batido y después por el pan rallado.
A Continuación les damos un paso por la sartén con poco aceite de oliva, friéndolos para que se dore un poco el pan.
Después ponemos los filetes a fuego lento y agregamos el caldo de carne, los champiñones fileteados y dejamos reducir.