Recetas con setas

A unos familiares nuestros les encantan las setas, y aunque este año no ha sido especialmente bueno, recogieron hace unos días esté setón en Torrejón de Ardoz.

Aquí recojo algunas recetas con setas:
Ensalada templada con hongos
Pasta con setas
Mollejas con setas
Salteado de gulas con setas
Gulas con boletus
Risotto con boletus
Ensalada con boletus
Empanadillas con boletus
Huevos cocinados a baja temperatura con boletus
Croquetas con boletus
Crema de boletus
Trompetillas con huevo

Calamares fritos sobre migas granaínas

Las migas en Granada son muy conocidas y apreciadas las preparan con sardinas, pescado acompañadas de aceitunas machacadas. Además también tienen su versión dulce con melón.

Yo las he visto desde las Alpujarras bajas cercanas a Almería hasta Almuñecar.
Mi bisabuela las preparaba así aunque yo he cambiado el vino blanco por mostaza al vino blanco:
500 gr harina de sémola yo la he comprado en el mercado de moratalaz en Madrid.
600 dl de agua templada
5 dientes de ajo
1/2 vaso de aceite de oliva virgen extra
s/c sal
3 cucharadas de postre de mostaza al Vino Blanco o si lo prefieres un tapón de vino blanco como la receta original.
1 calamar grande
s/c harina para rebozar
s/c aceite de oliva virgen extra para freir
1/2 pimiento verde en trocitos
1 cucharadita de postre de pimentón de la vera
Elaboración:
Pasamos por harina para rebozar el calamar limpio y cortado en rodajas grandes
Tamizamos el calamar y freímos en abundante aceite de oliva virgen bien caliente con una pizca de sal. Una vez frito apartamos en una fuente con papel absorbente
Ahora sofreír el pimiento verde con 3 cucharadas soperas del aceite de oliva virgen extra que hemos utilizado para freír el calamar y cuando comience a estar blandito, agregamos los diente de ajo machacados
una vez dorados agregamos la cucharadita de pimentón e inmediatamente  el agua, las cucharadas  mostaza al Vino Blanco, sal al gusto y el aceite restante de freír el calamar,
una vez comience a ebullir agregamos la harina de sémola y removemos bien. Debe haber absorbido todo el agua.
Presentamos las migas y encima el calamar frito

Pizza Monstruo, especial halloween

Una pizza sabrosa y que sabe de “miedo”


Ingredientes:
Masa para pizza- puedes seguir nuestra receta
1 huevo duro para los ojos
2 alcaparras para las pupilas
1 lata de pimiento rojo para la nariz y labios
3 tromatitos cherry para los granos
3 queso de lonchas para hacer el pelo, cortaremos pequeños pedazos para hacer los mechones.
granos de maiz para los dientes
2 trozos de pimiento verde para los tornillos
100 gr de queso cabrales para la piel de la cara
aceite de oliva virgen extra
Elaboración:
Una vez tengamos la masa podemos utilizar una del supermercado. Disponemos los ingredientes para hacer la cara del monstruo.
Disponemos la base de pizza en un papel de horno y ponemos a precalentarlo a 180ºC. Después echaremos la salsa de tomate con unas gotas de aceite de oliva, a continuación desmenuzamos el queso cabrales y lo repartimos por toda la pizza. 
El siguiente paso es el pelo, con las lonchas de queso para fundir o de sandwich. Lo cortamos en trozos cuadrados y hacemos pequeños cortes para hacer los mechones de pelo y disponemos arriba de la masa.
Ahora cortamos el huevo duro en rebanada y utilizamos las mejores para los ojos, después pondremos las dos alcaparras para formar las pupilas en cada ojo (huevo).
Después con ayuda del cuchillo cortamos el pimiento rojo en forma de nariz, grande. una especie de pera.
Y con otro trozo de pimiento morrón haremos los labios, le daremos forma, recortando con el cuchillo, el labio superior le haremos un pequeño  triángulo invertido en medio.
Disponemos los granos de maíz como si fuesen los dientes de arriba y de abajo. 
A continuación cortamos en rodajas los tomatitos y los repartimos por la cara.
Con el pimiento verde haremos los tornillos, dándole forma con el chuchillo y lo pondremos a los lados de la cabeza del monstruo pizza.
Ya la tenemos lista para introducir en el horno unos 25 minutos.

Huevos cocinados a baja temperatura sobre cama de Boletus Edilus.

Ingredientes ( 4 pers ) :

–        4 huevos ( uno por persona )
–        ½ kg de Boletus, frescos si es temporada, y si no, se pueden conseguir congelados todo el año.
–        Sal
–        Pimienta
–        1 cebolla
–        Aceite de Oliva Virgen Extra

Vamos a preparar una receta que gusta a todo el que lo prueba y que por la técnica utilizada para realizarla, resulta sorprendente y elegante. Se trata de uno de los platos de moda en la alta cocina, los huevos cocidos a baja temperatura, en este caso con Boletus. Aunque parezca complicado, realmente es muy sencillo que se puede preparar en casa, y gusta a todo el mundo por las texturas que provoca.

Como la clara del huevo empieza a coagular a los 62º y la yema, no se cuaja hasta los 68º, podemos conseguir unos huevos con la clara cuajada como si fuera un flan y la yema en su punto si conseguimos cocer los huevos hasta que estén a 65º aproximadamente. La temperatura se controla con un termómetro de cocina digital que se puede comprar por Ebay, o en tiendas como Ikea.

Para conseguir estos huevos, ponemos agua en un cazo y cuando el agua esté a 65º metemos los huevos y bajamos el fuego al mínimo, lo justo para mantener la temperatura. Si sube a 66º, retiraremos la cazuela del fuego unos segundos hasta que vuelva a estar a 65º y volveremos a ponerla al fuego. Tendremos que estar así durante 30 minutos.

Si se cuenta con la ayuda de robots de cocina como la Thermomix u otros que hay en el mercado, es mucho más sencillo ya que la temperatura se puede controlar de un modo más fácil. Cuando el agua alcanza los 65º cent. ponemos el cestillo con los huevos, sin romper, dentro de jarra y programamos 20 min., 60º velocidad 2. Nos ayudamos de un termómetro digital para mantener la temperatura a 65º aproximadamente. Podemos subir y bajar la temperatura entre 60º-70º según convenga. Dejamos reposar fuera del agua 2 minutos. Otro modo más sencillo, sin controlar tanto la temperatura es dejar a 60º durante una hora, velocidad 2.

Cuando falten 20 minutos para que termine el tiempo programado, poner en una sartén un poco de aceite de oliva virgen extra. Cuando el aceite esté caliente, echar la cebolla y una vez que esté dorada, añadir los boletus. Cocinar a fuego fuerte para que evapore el agua que suelten. Se puede añadir vino blanco, y bajar el fuego para que se evapore el alcohol y se reduzca. Un minuto antes de sacarlos, salpimentar.

Repartir los boletus en los platos y poner sobre ellos un huevo cocido. Hay que romper la cáscara con cuidado, y volcar el huevo sobre el centro del plato. Decorar con cebollino picado por encima.

Por último, agradecer a Álvaro por sus Boletus de la Sierra de la Demanda y a Esther por la receta para cocinarlos.

Rosada frita con ajo de tabasco caramelizado

La rosada es uno de mis pescados favoritos porque es muy fácil de preparar no tiene demasiadas espinas y frita queda estupenda.

Esta es una tapa muy sabrosa y fácil de hacer además puedes dejar a tus amigos sorprendidos con algo distinto y sabroso. Con esta tapa me presento al concurso de Tapas y Tabasco
Ingredientes:
1 filete de rosada cortado por la mitad
3 dientes de ajo picado- al que le habremos quitado el rabito del medio
1 cucharada de café de salsa tabasco
2 rodajas de tomate
aceite de oliva virgen extra
sal
Elaboración:
Primero ponemos el horno a calentar a 180ºC.
En una sarten  tipo plancha poner 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra y ponemos a freir la rosada con una pizca de sal. Preparamos el filete por ambos lados.
Mientras podemos ir preparando el pan frito- sigue nuestra receta. A continuación ponemos el ajo picado con una cucharada de aceite de oliva virgen extra, la salsa de tabasco y una pizca de sal en un recipiente para horno y lo dejamos tostar durante 15 minutos, controlar hasta que quede tostado.
Ya solo nos queda presentar. Ponemos en un plato el pan frito y sobre él, las rodajas de tomate en cada uno, los filetes de rosada decorada con el ajo de tabasco caramelizado.

Brocheta de secreto ibérico con salsa de mostaza a la miel Con esta receta participo en el concurso TUBROCHETA by Glo organizado por Tubrocheta.com y Glo de Cocinar con amigos

Con esta receta participo en el concurso TUBROCHETA by Glo organizado por Tubrocheta.com y Glo de Cocinar con amigos 

Ingredientes:
250 gr de secreto ibérico
3 lonchas de bacon
3 tomates cherry
1/2 cebolla
1/2 pimiento
2 cucharadas de mostaza a la Miel
2 patatas grandes
3 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
1 pizca de sal
1 vaso de aceite de oliva virgen extra para freir las patatas
Elaboración:
Pelamos las patatas y cortamos en tiras anchas. Ponemos en una sartén abundante aceite de oliva virgen extra a calentar y cuando comience a estar caliente agregamos las patatas con una pizca de sal. 
Cuando estén doradas retiramos en una fuente con papel absorbente y reservamos.
Cortar en dados el secreto ibérico y ponerlo en un sartén plancha a freir a fuego fuerte. Vamos dándole vueltas de vez en cuando. Cuando estén casi a punto de retirar del fuego ponemos en la misma sartén las lonchas de bacon. 
Cortamos la cebolla en tres trozos grandes y el pimiento en tres tiras anchas.
En otra sartén plancha ponemos con una cucharada de aceite de oliva virgen extra la verdura a cocinar a fuego fuerte. Cuando estén casi para retirar del fuego agregamos los tomatitos cherrys
Ahora envolvemos la carne con la tira del bacon. Previamente le habremos agregado la cucharada de mostaza a la Miel a cada trozo. 
Ensartamos primero un trozo de carne con el bacon y la mostaza, después una tira de pimiento, luego una de tomate y luego una de cebolla

Bizcocho de plátano, chocolate y canela

Esta receta está basada en el bizcocho de plátanos y canela de la termomix publicada por este blog de Mirieta, pero adaptada a las personas que no tentemos termomix y con algún ligero cambio

Ingredientes
– 2 plátanos maduros 
– 1 yogurt de sabor de plátano
– 300 gr de harina de repostería
– 200 gr de azúcar
– 3 huevos
– 70 gr de aceite de oliva suave
– 3/4 sobre de levadura Royal
– 1 pizca de sal
– Un poco de canela al gusto
– Aceite para engrasar el molde
– Trocitos de chocolate con avellanas (de Nestle) cuanto más chocolate, más rico!!
  1. Lo primero es cortar en trocitos los plátanos y batirlos con la batidora y un yogurt opcional, le da más sabor y esponjosidad al bizcocho
  2. En un bol mezclamos harina, sal y levadura. 
  3. En otro, los huevos batidos con azúcar y canela, incorporamos el aceite y mezclamos el contenido de los dos bols en uno. 
  4. Después de remover bien, añadimos el plátano batido y volvemos a bien la mezcla con la batidora.
  5. Añadimos los trocitos de chocolate, yo gasté un poco menos de media tableta de Nestlé, pero la gente que lo ha probado me comenta que le hubiera gustado un poco más de chocolate, por lo que gastar la tableta entera podría ser una buena idea para darle más sabor al bizcocho.
  6. Se mete en un bol untado con aceite para que no se pegue, al horno a 200 ºC aproximadamente 45 minutos y listo para disfrutar

Agua Azola natural mineral, #BasqueWater invariable en su composición

Hemos sido seleccionados para probar una de las mejores aguas que existen en el mercado. Alzola Basque water.

El agua Alzola proviene de un manantial que se encuentra ubicado en el barrio del mismo nombre perteneciente al municipio de Elgoibar (Gipuzkoa).
El manantial se encuentra en el valle del río Deba rodeado de montañas repletas de pinos, castaños, robles, hayas… todo un vergel. El agua recorre toda una travesía, pues tarda en llegar desde Izarraitz hasta el manantial termal de Alzola 20 años y una vez aquí  fluye a 29 ºC 
El agua mineral natural de Alzola, es un agua termal, esto se debe a la profundidad alcanzada en el subsuelo, alrededor de los 700 m.
Alzola fue descubierto en 1775 y declarado de utilidad pública en 1843. En estos últimos años y con la acusada crisis ha estado apunto de desaparecer pero el empeño y la ilusión de la gente que integra el equipo del agua natural mineral Alzola -basque watter- hacen resistir y mantenerse en el mercado con el objetivo de consolidarse como una de las mejores aguas del mercado.

Es por eso, que se le otorgó el primer Premio en la Cata Ciega Internacional de Aguas del Milenio celebrada en Bilbao.

Y es que el agua , que de humilde acompañamiento ha pasado a reivindicar un nuevo rango en la mesa.

Servicio y cata

Es sabido que no todas las aguas son iguales y que cada agua cuenta con porcentajes y composiciones diferentes de sales minerales que, junto con la presencia de anhídrido carbónico, la hacen más o menos adecuada para acompañar ciertos tipos de plato y no otros como le ocurre a los vinos.

A través del análisis organoléptico es posible elegir la mejor agua para armonizarla con el vino y la comida.

Para ello debemos hacer un examen al igual que hacemos con el vino de vista, olfato y gusto, con el fin de armonizar el plato, el vino y el agua.

Por ejemplo una agua fuertemente mineralizada puede realzar en el vino la acidez y los taninos, mientras que su dulzura se hace menos perceptible.

Un agua básica puede mitigar la acidez y los taninos y además puede equilibrar la dulzura, sin el riesgo de que el vino pierda carácter y complejidad.

Como regla general, cuanto más neutra sea el agua, menor contenido en minerales, menos ácida o básica será y mejor podrá acompañar al vino.

En cuanto a qué vaso sería mejor para disfrutar de un agua, dependerá si tiene gas o no. Si el agua contiene gas será más estrechos en la parte superior para que las burbujas se conserven durante más tiempo mientras que los recipientes serán más amplios si el agua a servir no contiene gas.
Además es aconsejable conservar bien las botellas de agua, nunca deben guardarse donde les dé el sol y carente de olores.
Cómo servir el agua.
Lo más correcto es servir el agua lo primero y la última en ser retirada de la mesa. El agua debe servirse a una temperatura de 8 a 10 ºC . Además la botella o la jarra se ha de tener siempre a mano.
En cuanto a las propiedades del agua Alzola comentar que es un agua altamente diurética, ya que estimula al  riñón y vejiga para drenar.
                                                 
El Agua de Alzola mantiene su pureza invariable en su composición por lo que siempre sabe igual y se puede considerar  única.

Al ser una agua natural se entiende que mantiene características minerales y biológicas. Al ser de manantial es de mineralización débil, en vista es muy transparente y brillante, aromas agradables en boca resulta con ligera dureza, dulce con un toque mineral  y agradable al paladar
Beber agua mineral es una manera fácil y saludable de hidratarse y eliminar toxinas, además el agua mineral natural tiene la ventaja de proporcionarnos adicionalmente ciertos nutrientes (minerales y oligoelementos) sin aportar calorías a nuestra alimentación.
Además de beber el agua sola para una buena hidratación algunos platos con los que yo acompañaría el agua Azola serían, por ejemplo una carne a la brasa, una crema de guisantes, crema de boletus , queso idiazabal, cuajada artesana,  unas cigalas, kokotxas de merluza, ragout de corzo, calabacín con aliño de cítricos y huevas…
En cuanto a preparaciones es ideal para cafés, tés e infusiones.
Me queda a hablar del bonito diseño de su botella de cristal en dos formatos, de 500ml y 750ml con tapón de corcho sintético como de un vino se tratase para que no pierda ninguna de sus propiedades, sabores y aromas o en tapón de rosca al estilo de los vinos finos.
Como curiosidad mencionar que es el agua oficial del equipo de fútbol del Athelic de Bilbao.

Revuelto de calabin con salteado de pimiento tricolor

Esta receta es muy fácil e ideal para acompañar al pollo asado y para plato único en la cena.

Ingredientes:
1 huevo
2 calabacines pequeños de la variedad que es verde clarito si es posible ya que su piel es más suave, no quitaremos su piel porque tiene todas las vitaminas en su piel. Solo lo lavamos
1/4 de cebolla blanca
1 diente de ajo -quitamos la raíz del medio para que no repita-
sal
1/4 de pimiento rojo
1/4 de pimiento verde
1/4 de pimiento amarillo
4 cucharadas de aceite de oliva virgen extra 
Elaboración:
Rehogar en una sartén con dos cucharadas de aceite de oliva virgen, la cebolla y el ajo picado, una vez comience la cebolla a cambiar de color, agregamos los calabacines cortados en dados pequeños. Seguimos rehogando.
A media cocción ponemos en otra sartén a calentar con el resto de aceite de oliva virgen extra, una vez comience a calentarse salteamos los pimientos cortados en tiras. 
Batimos el huevo y lo agregamos a la sartén con el calabacín, mezclamos y retiramos del fuego. Agregamos una pizca de sal.
En cuanto a los pimientos le agregamos una pizca de sal y los servimos encima del revuelto de calabacín.
Listo para degustar.

Buñuelos de bacalao

Los buñuelos de bacalao son típicos en Portugal y se preparar sobre todo en Semana Santa.
A mí me encanta prepararlos ya que son buen sabrosos.
Ingredientes:
800 grs de bacalao salado
1 diente de ajo
2 cucharadas de harina
1 vasito de leche
2 huevos
2 cucharadas de perejil picado
pimienta
aceite de oliva virgen 
Elaboración:
En primer lugar desalar el bacalao durante 24 horas en un bol con agua fría cambiándole el agua 2 veces y dejándolo en la nevera. Una vez pasado ese tiempo, ponemos a cocer el bacalao hasta que empiece a espumar. Retiramos del fuego y dejamos enfriar. Una vez frío se limpia, se desmiga y se machaca en un mortero, hasta dejarlo hecho una pasta que se liga con aceite de oliva virgen extra, harina, leche , las yemas de huevo , el ajo picado, el perejil picado y la pimienta.
Una vez mezclado, se deja reposar en un lugar frío. Mientras el aceite se caliente en una sartén honda, batimos las claras de huevo a punto de nieve y mezclamos cuidadosamente con la masa anterior, incorporándolas suavemente y removiendo en la misma dirección de dentro hacia fuera. Cuando el aceite esté bien templado, no demasiado caliente, se van haciendo pequeñas bolitas que se fríen hasta que estén doradas. Se colocan a escurrir sobre papel absorbente y se sirven en una fuente acompañado de por ejemplo una piriñaca.